El Templo

La Iglesia

La iglesia reedificada entre 1891-1999 por Mariano López tiene planta basilical, con una nave y capillas laterales entre los contrafuertes. La techumbre es una bóveda semicircular de lunetos, en los que se abren ventanales, quedando dividida en varios tramos marcados por arcos fajones. Las capillas se presentan afrontadas.

  • Partiendo de la entrada, a mano derecha se encuentra el BAPTISTERIO, con una pila bautismal de mármol blanco y tapa baldaquino, con arrimadero de cerámica de Talavera.
  • A continuación está la CAPILLA DE SAN ANTONIO DE PADUA.

Alberga un retablo neogótico en madera de cedro realizado por Luis Gimeno y sufragado por don Tomás Castellano Echenique, hijo de Tomás Castellano Villarroya y de Elena Echenique. Fue bendecido el 11 de junio de 1908, con ocasión del segundo aniversario del fallecimiento de aquel. En los laterales están las imágenes de santo Tomás apóstol y de santa Elena, que, como la del titular son de “cartón madera”.
Su arquitectura ofrece telares e intradós lisos, a juego con su opuesta del Sagrado Corazón. La bóveda se cubrió con artesones donde alterna el rectángulo con el cuadrado, con ornamentación floral. En las paredes laterales, sobre un simulacro de hornacinas cuyos arcos arrancan de la imposta, se trazaron lunetos decorados por flameros con grifos afrontados; enmarcadas por el arco de medio punto de la hornacina del lado del evangelio, la lápida funeraria en mármol negro de don Tomás Castellano, cuyo textos es: ”La cripta de esta capilla es propiedad del excmo sr. D. Tomás castellano Villarroya, exministro de la Corona, autorizada por R.O, de 7 de diciembre de 1892 y concedida por el prelado en 20 de febrero de 1893 siendo obispo de la diócesis el Excmo. e Ilmo. Sr. D. Vicente Alda. El altar se construyó a expensas de su hijo D. Tomás Castellano Echenique en 1908”
Tomás Castellano Villarroya (1850-1906) fue ministro de Hacienda y Ultramar y mecenas de la parroquia. Tomás Castellano Echenique (1883-1943) es un ejemplo de empresario y político de la Restauración que enlaza con la aristocracia, al casar con Mª Dolores Vivanco Lebario, que rehabilitó en 1923 el marquesado de Jaral del Berrio.

  • En la bajada a la cripta se encuentra la imagen de JESÚS EN SU PRIMERA CAÍDA, obra del escultor sevillano Manuel Reina, bendecida el 22 de febrero de 2013  (1).
  • Una disposición similar a la del baptisterio presenta la capilla del CRUCIFICADO. En ella se guarda una reliquia del Lignum Crucis (2). Se veneran las imágenes de la Dolorosa (de vestir) y el Cristo crucificado, obra de Palao. También la imagen de JESÚS CAMINO DEL CALVARIO, propiedad de la Hermandad de la Sangre de Cristo y cedida en depósito a la cofradía de su nombre. La cofradía fue fundada en 1938 y desde 1972 radica en la parroquia. La imagen estuvo depositada en la cripta y tuvo que ser restaurada después de sufrir un atentado que la dañó parcialmente por el fuego en 1991. La imagen fue esculpida por el escultor alcañizano Tomás Llovet en 1818 (3).
  • Sigue la capilla del SAGRADO CORAZÓN, con las imágenes de santa Teresa y se san Enrique. Esta última se explica por el mecenazgo del general de Brigada Enrique Solá y Vallés, cuya lápida mortuoria se encuentra en un lateral (4). La imagen titular y ésta última son de José Llimona y el retablo lo realizó C. Ros en 1899. La primera ocupa el lugar de San José, que se venera actualmente en una hornacina situada en uno de los patios, también obra de Llimona.
  • A continuación se encuentra la capilla de la SAGRADA FAMILIA. En ella tuvo su sede la Asociación de Familias Cristianas bajo la presidencia de Jesús, María y José, fundada en 1908.
    El 25 de marzo de 1908, fiesta de la Anunciación del Señor, con la colaboración del obispo de Huesca, Mariano Supervía, se bendijo un nuevo altar en el templo con el grupo escultórico de la Sagrada Familia, construido en los talleres de José Mató, de Olot (Gerona). Ofició en la ceremonia el Vicario General de Zaragoza, don José Pellicer. De estos actos dio cuenta la revista El Pilar en su número del 28 de marzo. La imagen fue obsequio de don Isidoro Polo y Rodao (que curiosamente hizo su último testamento un mes después, el 27 de abril). Este mecenas, natural de Madrid, viudo de doña Serapia Dieste, falleció el15 de noviembre de 1910 en su domicilio de la calle Zurita 6, principal, a los 83 años (APSE, Defunciones, t. 6, f. 85, n. 100). En época desconocida la imagen titular fue sustituida por la talla actual, obra de J. Castellanas, también de Olot.

En la capilla de la Sagrada Familia (hasta entonces dedicada a San Esteban y San Lamberto) se instaló el Sagrario. Durante muchos años fue la capilla del Santísimo Sacramento, hasta que, en 1968, aquel se trasladó al altar mayor. En 1961, con ocasión de las bodas de oro sacerdotales del párroco don Mariano Carilla se había instalado uno nuevo.

Con ocasión del Año Internacional de la Familia, en 1994, se encargó la restauración de la capilla a los Hermanos Albareda. Se aprovechó la ocasión para colocar una sencilla inscripción para recordar que en ella se encuentra enterrado, desde el 9 de noviembre de 1899, el párroco don Mauricio Sánchez Escario, fallecido el31 de julio de 1895. Además, el 17 de diciembre, como recuerdo de la celebración presidida por el cardenal Antonio Javierre, se colocó una lámpara votiva. El 3 de noviembre de 1999, la Cruz que había presidido las celebraciones del Año Jubilar desde igual fecha de 1998, al término de la misa de su clausura, fue trasladada desde el Altar Mayor a esta capilla. Desde entonces una lápida recuerda los nombres de los párrocos de Santa Engracia desde 1867 a 1999.

  • En el amplio espacio ante el presbiterio destacan las tallas de san José de Calasanz, san Pedro Nolasco, san Lorenzo, san Vicente Mártir, san Agustín y san Jerónimo, todas ellas obra de José Llimona.
  • En el lateral izquierdo se encuentra el Altar de las Tres Avemarías y, en el de la derecha, el de San Lorenzo. El primero fue instalado siendo párroco Basilio Lapena Lon (1906-1936), que fundó la asociación del Corazón de María. Precisamente sus años de párroco coinciden con los de la propagación de esta devoción. Su difusor fue, desde el convento capuchino de Blois (Francia), fray Jean Baptiste de Chémery (1861-1912), a partir de 1890. En 1921 fue erigida la Archicofradía. En España el promotor fue (1910) el capuchino Fidel de Benissa. En 1913 comenzó a publicarse la revista “El Propagador de las Tres Avemarías”. El retablo representa a la Virgen coronada por el Padre (poder), el Hijo (Misericordia) y el Espíritu Santo (Sabiduría)
    En el lado derecho está el altar de san Lorenzo, con santa Rita y san Luis Gonzaga en los laterales y San Rafael en el ático (5).
    A los pies del altar mayor se encuentran las imágenes de San Juan Pablo II y San Josemaría Escrivá de Balaguer, bendecidas el 1 de julio de 2013. El papa veneró las Santas Masas en su estancia en Zaragoza en 1982 y concedió al templo la dignidad de basílica menor. Aparece como un pastor que bendice a los fieles, mientras se apoya en el báculo, que termina en la cruz. El fundador del Opus Dei, que celebró misa en la capilla de la Sagrada Familia de esta iglesia el 20 de junio de 1948, en una escala de su viaje que le llevaría a Roma, donde vivió hasta su muerte en 1975. Son obra de la escultora navarra D. García. La imagen papal pesa 300 kilos y está inspirada en otra más pequeña que ya albergaba la parroquia zaragozana. La otra es una copia perfeccionada de otra imagen que ya realizó la escultora para la iglesia del Espíritu Santo de Madrid y pesa 225 kilos.
    El MARTIRIO DE SANTA ENGRACIA, pintado por Joaquín Pallarés (1853-1935) en 1897, decora el tramo de bóveda que cubre este espacio. En la parte inferior se representa a santa Engracia rehusando dorar una imagen de Júpiter en presencia de Dacio y en la superior se desarrolla la escena de la glorificación de los mártires (6).
  • ALTAR MAYOR
    Destaca el retablo, diseñado por Ricardo Magdalena y que parece repetir el esquema arquitectónico de la fachada. Cobija entre ángeles un relieve que representa el Martirio de Santa Engracia y, sobre éste, otro de menores dimensiones en el que exalta la columna en la que se le infligió el martirio. Los relieves y las tallas son obra de Arnau y Llimona. Preside el altar, suspendido del baldaquino, un Cristo inspirado en el Crucificado que corona la portada. Fue restaurado en 2006.

 


1 http://jesuscaminodelcalvario.es/peana-de-jesus-en-su-primera-caida/
2 No es el que existía en el s. XVIII. En el n. 25 de la publicación oscense El Día Santo (9 de abril de 1933), cuya última página era propia de Santa Engracia, con motivo de los actos de Semana Santa se dice que el Viernes Santo se daría a venerar el Lignum Crucis ”donada a la parroquia por una persona piadosa”.
3 http://jesuscaminodelcalvario.es/el-paso-de-jesus-camino-del-calvario/
4 Fue enterrado junto con su esposa Dª Manuela Zamora e Iturburu. SE obtuvo el permiso para trasladar sus cuerpos desde el cementerio de Torrero por R. O. de 9 de noviembre de 1894 y decreto episcopal del 8 de cotubre Sus ejecutores testamentarios fueron D. Leopoldo anglés y Miralles y D. Miguel de Otal y Fernández del Pino. La Junta inspectora d elas obras de reconstrucción del templo dictaminbó sobre el asunto en varias sesiones entre 1895 y 1897. La capilla fue obra del arquitecto Julio Bravo Folch
5 El diseño original del altar se cambió por razones desconocidas. Quizá influyó en la colocación de la imagen de santa Rita la coincidencia con su canonización, en 1900. Según don Mariano Mainar este altar era conocido como el altar del Carmen, por la imagen que allí se veneraba colocada delante de la del titular. El 16 de julio de 1933 se bendijo (El Día Santo, n. 39, de dicho domingo) una imagen donada por los señores de Sinués y las jóvenes que cuidaban del altar. Quizá sea la que se encuentra ahora en las dependencias parroquiales.
6 Cf. Hoja parroquial de Santa Engracia, n. 1.166 (1-6-1997), pp. 4-5: “La pintura del crucero cumple 100 años”.

Galería de imágenes

Imágenes en este artículo protegidas por Copyright (Parroquia de Santa Engracia, 2013)