Monseñor Vicente Jiménez Zamora, nuevo Arzobispo de Zaragoza

Monseñor Vicente Jiménez Zamora, nuevo Arzobispo de Zaragoza

obispoEl Santo Padre ha nombrado arzobispo de Zaragoza a Mons. Vicente Jiménez Zamora, hasta ahora obispo de Santander.

Nació en 1944, el 28 de enero -día en que el Martirologio Romano entonces recogía la celebración de San Valero, de quien va a ser su sucesor. Su villa natal de Ágreda pertenecía todavía a la diócesis de Tarazona, pues no pasó a la de Osma hasta 1956. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria (nombre de la diócesis desde 1959) en 1968 y en dicha diócesis ejerció su ministerio sacerdotal, que culminó con su nombramiento como obispo en 2004. Uno de sus antecesores fue Miguel de los Santos Díaz de Gomara (1924-1935), que había sido obispo auxiliar del cardenal Soldevila y está enterrado en la iglesia zaragozana del Seminario de San Carlos.

Desde 2007 es obispo de Santander, capital de Cantabria. De esta región fueron naturales los arzobispos de Zaragoza Antonio Ibáñez de la Riva Herrera (1687-1710), originario de Solares; Tomás Crespo de Agüero, fundador de los Escolapios de Zaragoza (1727-1742), natural de Rucandio, donde mandó construir la iglesia parroquial; Bernardo Velarde y Velarde (1779-1782), nacido en Santillana del Mar; y Ramón José Arce y Uribarri, que vio la luz en Selaya (1801-1816), que tuvo como obispo auxiliar al fraile capuchino Miguel de Santander

Monseñor Jiménez Zamora es presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada y miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica. Ha publicado el libro Moral para Jóvenes (Madrid, 1984).

Tomará posesión de la diócesis, Dios mediante, el domingo 21 de diciembre, a las 17 h., en la Basílica Catedral del Pilar.

escudo

Escudo de Mons.Vicente Jiménez Zamora

ORACIÓN POR EL NUEVO ARZOBISPO
Oh Dios, pastor y guía de todos los fieles, mira con bondad a tu siervo Vicente,
a quien has hecho pastor de la Iglesia de Zaragoza,
concédele que su palabra y su ejemplo sean provechosos al pueblo que él preside,
para que llegue a la vida eterna junto con el rebaño que le ha sido confiado.
Por nuestro Señor Jesucristo.
(Misal Romano. Misas por diversas necesidades. Por el obispo)

Escribir un comentario