Lecturas para el 2 de Junio: día del Corpus Christi

Lecturas para el 2 de Junio: día del Corpus Christi

Entrada

Hoy, día del Corpus, día de Cáritas, nuestra mirada se dirige hacia ese don de amor y vida que Jesús nos dejó: Él mismo que se nos da para ser fortaleza en nuestro camino cristiano. Agradecidos, reconocemos su presencia y nos acercamos a Él con el deseo de que nos impulse cada vez más a ser fieles discípulos suyos, hasta la vida eterna.

PRIMERA LECTURA

Melquisedec, al ofrecer pan y vino a Abrahán como signo de la bendición de Dios es una figura de lo que Jesucristo nos ofrece: su presencia, su vida, su salvación.

Sacó pan y vino
Lectura del libro del Génesis 14,18-20.

En aquellos días, Melquisedec, rey de Salem, ofreció pan y vino. Era sacerdote del Dios Altísimo. Y bendijo a Abrahán diciendo:
-Bendito sea Abrahán de parte del Dios Altísimo, que creó el cielo y la tierra.
Y bendito sea el Dios Altísimo, que ha entregado tus enemigos a tus manos. Y Abrahán le dio el diezmo de todo.

Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

SALMO RESPONSORIAL

Sal 109, 1. 2. 3. 4

R/. Tú eres sacerdote eterno,
según el rito de Melquisedec.
Oráculo del Señor a mi Señor:
«Siéntate a mi derecha,
y haré de tus enemigos
estrado de tus pies.» R/.
Desde Sión extenderá el Señor
el poder de tu cetro:
somete en la batalla a tus enemigos. R/.
«Eres príncipe desde el día de tu nacimiento,
entre esplendores sagrados;
yo mismo te engendré, como rocío,
antes de la aurora.» R/.
El Señor lo ha jurado y no se arrepiente:
«Tú eres sacerdote eterno,
según el rito de Melquisedec.» R/.

Segunda Lectura

Jesús no sólo nos ofrece pan y vino si no a sí mismo, muerto y resucitado, como alimento que nos da vida para siempre. Cada vez que coméis y bebéis, proclamáis la muerte del Señor

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios 11, 23-26

Hermanos:
Yo he recibido una tradición, que procede del Señor y que a mi vez os he transmitido:
Que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó un pan y pronunciando la Acción de Gracias, lo partió y dijo :«Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía». Lo mismo hizo con la copa después de cenar, diciendo: «Esta copa es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que bebáis, en memoria mía». Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis de la copa, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva.

Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

ALELUYA

Jn 6, 51
Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo -dice el Señor-; el que coma de este pan vivirá para siempre.

EVANGELIO

Comieron todos y se saciaron

+ Lectura del santo evangelio según san Lucas 9, 11b-17
Gloria a ti, Señor.
En aquel tiempo, Jesús se puso a hablar a la gente del Reino de Dios, y curó a los que lo necesitaban.Caía la tarde y los Doce se le acercaron a decirle:
-Despide a la gente; que vayan a las aldeas y cortijos de alrededor a buscar alojamiento y comida; porque aquí estamos en descampado.
Él les contestó:
-Dadles vosotros de comer.
Ellos replicaron:
-No tenemos más que cinco panes y dos peces; a no ser que vayamos a comprar de comer para todo este gentío. (Porque eran unos cinco mil hombres.)
Jesús dijo a sus discípulos:
-Decidles que se echen en grupos de unos cincuenta.
Lo hicieron así, y todos se echaron. El, tomando los cinco panes y los dos peces, alzó la mirada al cielo, pronunció la bendición sobre ellos, los partió y se los dio a los discípulos para que se los sirvieran a la gente. Comieron todos y se saciaron, y cogieron las sobras: doce cestos.

Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

PETICIONES

SACERDOTE: Reunidos en torno al altar, dando gracias por el don del cuerpo y la sangre del Señor, oremos a nuestro Padre diciendo: ¡SEÑOR, ESCÚCHANOS!

+ Por la Iglesia, para que sea el rostro visible del amor de Dios hacia los hombres, especialmente los más necesitados. Oremos.
+ Por los gobernantes y organismos internacionales, para que trabajen con empeño en la lucha contra las desigualdades. Oremos.
+ Por los niños que por primera vez han comulgado pararas que sigan firmes en la fe, seguros en la esperanza y constantes en el amor a Dios y a sus semejantes. Oremos.
+ Por los voluntarios y trabajadores de Cáritas, para que, en su entrega a los demás, se llenen de Cristo. Oremos.
+ Por los más pobres y necesitados, para que encuentren siempre acogida y oportunidades de promoción. Oremos.
+ Por nosotros, para que el alimento de la Eucaristía nos haga crecer en la fe, la esperanza y el amor. Oremos.

SACERDOTE: Oh Dios, que amas a los hombres, acoge las oraciones de tu pueblo y haz que nos amemos de veras. PJNS. Amén.

Escribir un comentario